miércoles, 27 de julio de 2016

Tratamiento de humedades. Confía en profesionales




¿Qué hacer si las humedades le suben por las paredes y suelos produciendo desconches, manchas, olor a humedad y moho? 

Si tiene algunos de estos problemas, necesita eliminar la humedad de las paredes, ya que:

- Un edificio con humedades tiene depreciación de su valor y costes continuados de mantenimiento y pintura. Además, el coste de calefacción es un 30% mayor que en un edificio sin humedades.

- Evitará las enfermedades causadas por la humedad y el moho, como son: el asma, las alergias y los reumatismos.

La solución es el “HS-221”, que resuelve su problema de humedades por capilaridad, con las siguientes ventajas:

- Eficacia: En 4 meses el secado es notable y en 9 meses se elimina más del 70% de la humedad (otras tecnologías necesitan más de 24 meses para alcanzar este nivel de secado).

- Fácil instalación: Puede instalarlo usted mismo, fijándolo en la pared como si fuera un cuadro, y después conectándolo a la corriente eléctrica.

- Consumo eléctrico mínimo: Funciona con corriente eléctrica con un consumo reducido, menor de 1W (su consumo en un año es menor que un televisor en un día).

- Seguridad: Cuenta con la Certificación en Seguridad Eléctrica de la Comunidad Europea y EE.UU. y con el Certificado Internacional ICNIRP, conforme a que es inocuo para la salud de las personas, animales y plantas.

- Inmediata: El “HS-221” ha sido desarrollado y se fabrica en España, con suministro por MRW en 24h.

- Garantía de Satisfacción: Si al cabo de 1 año no está satisfecho, le devolvemos el dinero.

El “HS-221” es la solución más eficaz, fácil, económica, segura, inmediata y con garantía de satisfacción para resolver las humedades por capilaridad en todas las paredes y suelos, en bajos y sótanos.

Para conocer la base científica de nuestro sistema, para contactar, o para ver la garantía visitar la web www.humitat-stop.com

Inconvenientes de los métodos alternativos para la humedad por capilaridad

Entre los métodos alternativos podemos destacar:

·     Tapar las humedades con planchas de mármol, madera, plástico, o pinturas impermeabilizantes

Se esconde el problema a nuestra vista, pero la humedad continúa aumentando, deteriorando la pared.

·     Inyección de líquidos o geles impermeabilizantes

Afecta a la estética al hacer un agujero en la pared cada 10 cm.

Si la pared no es homogénea, muy delgada o muy gruesa, no se puede crear una capa impermeabilizante.

Si se protege una pared, la humedad sube por la contigua.

Es 4 veces más caro que la solución que proponemos.

·     Electro-osmosis inalámbrica y captadores del campo electromagnético terrestre

Tardan en secar más de 24 meses.

Equipos fabricados en Europa Central con precios 50% más caros y consumo eléctrico 10 veces superior.

Humedades por capilaridad. Qué son y cómo se atacan

Las humedades por capilaridad se producen a causa de un proceso completamente natural que hace posible que las sales minerales y el agua que se encuentran almacenadas en el subsuelo, y en los materiales de construcción, suban por todos los poros y capilares (de ahí su denominación), que poseen los materiales utilizados para la construcción de los edificios.



Este tipo de humedades se producen debido a que el terreno sobre el que se asienta la vivienda posee un exceso de humedad en su base. Cuando este agua empieza a subir por la cimentación, llega hasta los muros y, justo después, a las paredes, dando señales de su existencia al propietario o inquilino del inmueble.

La humedad excesiva, en aquellas zonas con mejor capacidad de transpiración, se evapora rápidamente, dejando marcas muy características. Además, el tipo de humedad conocido como por capilaridad, provoca un ambiente excesivamente húmero y provoca que se produzca un abombamiento de la pintura. Suelen aparecer con mayor asiduidad en sótanos y plantas bajas, como es lógico.

Otras manifestaciones extremadamente comunes de las humedades por capilaridad son las manchas oscuras en los muros por los mohos que allí se generan, los rodapiés dañados y las líneas de humedad en la parte baja de las paredes. No hay que pensar que existe algún tipo de edificio que esté exento de ellas ya que, generalmente, afectan a toda clase de estructuras.

Existen varias formas de hacer frente a este tipo de humedades, entre las cuales habrá que decidir, en función de las características del inmueble. En primer lugar, hay que citar a las barreras físicas, es decir, planchas de mármol, baldosas de cerámica, o planchas de plástico o madera, que se emplean en esconder la humedad, pero no en eliminarla. Este método es muy habitual, pero esconder el problema no es una solución.

Por otro lado, están las barreras químicas, que consisten en la aplicación en la base de las paredes de productos sintéticos agujereando cada 10cm a nivel del zócalo que repelen el agua siempre que no haya deshomogeneidades en el muro. Aunque se trata de un método perfectamente válido, es muy caro, antiestético y acaban apareciendo humedades en las paredes contiguas no tratadas.

Uno de los sistema más novedosos es la electro-osmosis inalámbrica, que emite unas ondas de radiofrecuencia que en dos años logra reducir la humedad por capilaridad y que erróneamente se publicita en que consiste en cargar positivamente con electricidad el muro para invertir su polaridad y evitar que el agua ascienda por los capilares del material utilizado.

El sistema electrofísico que utilizamos en Humitat Stop, que emite una señal electromagnética, despolarizando así el conjunto de moléculas de agua y rechazándolas hacia el suelo. Estas señales se transmiten muy bien en paredes gruesas antiguas. Además, es el sistema más eficaz, seca en 4 meses, es más limpio, más sencillo y más económico.

Para saber más, visitar la web: www.humitat-stop.com