domingo, 4 de agosto de 2013

Eliminar las humedades que se ven,... y las que no se ven

¿Aún sufre de humedades? … Las tediosas, insalubres y antiestéticas humedades que aparecen en viviendas y edificios parecen no tener una solución fácil. En este artículo se analizan las principales causas de aparición de dichas humedades y se explica el principio tecnológico que permite erradicar este problema de una forma eficiente y económica.
Las humedades que se ven son las que se aprecian en las superficies de las paredes y suelo. Por supuesto, el método de eliminación dependerá de su origen.
Sabremos que el origen es una fuga de una tubería porque aparece una mancha de humedad en un punto y ésta se va agrandando rápidamente. En ese caso, primeramente tendremos que sellar la tubería defectuosa y después eliminar el agua que queda en las paredes.
Si el origen de la humedad en las paredes está relacionado con la lluvia que arremete contra ellas por vientos laterales, nos veremos obligados a impermeabilizarlas, usando planchas protectoras o capas impermeabilizantes. Como antes, quedará pendiente la eliminación del agua que ha empapado las paredes.
Si una pared de una vivienda está en una pendiente, y está haciendo de contención de las tierras superiores, existe el peligro de que las corrientes de agua subterránea arremetan contra dicha pared después de llover, originando humedades parecidas al caso anterior. La única solución es su impermeabilización y el desvío de las aguas subterráneas para que no impacten contra la pared.
Las humedades por condensación se originan por los vapores de agua generados en el interior de la vivienda que se depositan en las esquinas superiores de las habitaciones al enfriarse mayoritariamente por la noche. La solución es generar una sobrepresión en su vivienda que renueve el aire interior expulsando el aire húmedo. Hay que facilitar la ventilación de las zonas más húmedas comunicando todas las estancias y armarios para que circule el aire renovado.
Las humedades que no se ven son aquellas que suben, o bien por las paredes, o bien por las rendijas de las baldosas del suelo desde el subsuelo. Aquellas que suben por las paredes se pueden combatir a través de resinas inyectadas cada 10 cm que generan una barrera. Este sistema es caro; normalmente supera los 20.000€. Sin embargo, este sistema no protege de las humedades que emergen por el suelo.
La solución eficiente para eliminar todo tipo de humedades, aquellas que quedan en las paredes después de un escape, agua procedente de la lluvia, o por corrientes subterráneas, se basa en el principio de la electro-ósmosis sin hilos que emite ondas electromagnéticas de baja frecuencia que despolarizan el conjunto de moléculas de agua y las rechaza hasta debajo de los cimientos.
Estas ondas se transmiten muy bien por las paredes y suelos y eliminan progresivamente en el tiempo tanto las humedades que se ven… como las que no se ven en el interior de las paredes o en el subsuelo.
Para mayor información, visite la web de Humitat-Stop