domingo, 4 de agosto de 2013

Eliminar las humedades que se ven,... y las que no se ven

¿Aún sufre de humedades? … Las tediosas, insalubres y antiestéticas humedades que aparecen en viviendas y edificios parecen no tener una solución fácil. En este artículo se analizan las principales causas de aparición de dichas humedades y se explica el principio tecnológico que permite erradicar este problema de una forma eficiente y económica.
Las humedades que se ven son las que se aprecian en las superficies de las paredes y suelo. Por supuesto, el método de eliminación dependerá de su origen.
Sabremos que el origen es una fuga de una tubería porque aparece una mancha de humedad en un punto y ésta se va agrandando rápidamente. En ese caso, primeramente tendremos que sellar la tubería defectuosa y después eliminar el agua que queda en las paredes.
Si el origen de la humedad en las paredes está relacionado con la lluvia que arremete contra ellas por vientos laterales, nos veremos obligados a impermeabilizarlas, usando planchas protectoras o capas impermeabilizantes. Como antes, quedará pendiente la eliminación del agua que ha empapado las paredes.
Si una pared de una vivienda está en una pendiente, y está haciendo de contención de las tierras superiores, existe el peligro de que las corrientes de agua subterránea arremetan contra dicha pared después de llover, originando humedades parecidas al caso anterior. La única solución es su impermeabilización y el desvío de las aguas subterráneas para que no impacten contra la pared.
Las humedades por condensación se originan por los vapores de agua generados en el interior de la vivienda que se depositan en las esquinas superiores de las habitaciones al enfriarse mayoritariamente por la noche. La solución es generar una sobrepresión en su vivienda que renueve el aire interior expulsando el aire húmedo. Hay que facilitar la ventilación de las zonas más húmedas comunicando todas las estancias y armarios para que circule el aire renovado.
Las humedades que no se ven son aquellas que suben, o bien por las paredes, o bien por las rendijas de las baldosas del suelo desde el subsuelo. Aquellas que suben por las paredes se pueden combatir a través de resinas inyectadas cada 10 cm que generan una barrera. Este sistema es caro; normalmente supera los 20.000€. Sin embargo, este sistema no protege de las humedades que emergen por el suelo.
La solución eficiente para eliminar todo tipo de humedades, aquellas que quedan en las paredes después de un escape, agua procedente de la lluvia, o por corrientes subterráneas, se basa en el principio de la electro-ósmosis sin hilos que emite ondas electromagnéticas de baja frecuencia que despolarizan el conjunto de moléculas de agua y las rechaza hasta debajo de los cimientos.
Estas ondas se transmiten muy bien por las paredes y suelos y eliminan progresivamente en el tiempo tanto las humedades que se ven… como las que no se ven en el interior de las paredes o en el subsuelo.
Para mayor información, visite la web de Humitat-Stop

sábado, 11 de mayo de 2013

Solución para las humedades de condensación

Las humedades por condensación vienen originadas por el vapor de agua del ambiente en el interior de su vivienda, que se deposita en las paredes y ventanas al enfriarse. Lo primero que debemos hacer es reducir al máximo la generación de vapor de agua tomando las siguientes medidas.
 - Usar el extractor en la cocina cuando cocinamos.
 - Ventilar el baño después de ducharse.
 - Evitar las estufas de butano y propano.
 - Extraer al exterior los vapores que surgen de lavadoras, secadoras y lavaplatos.
 Naturalmente que mejorar el aislamiento de paredes y ventanas disminuye la deposición de vapor de agua sobre ellas al enfriarse menos, pero esta solución puede ser muy cara.
 Ventilar las habitaciones problemáticas puede ser una solución, pero no es factible en climas húmedos, ya que así puede entrar humedad del exterior.
 Los deshumidificadores no son tampoco la solución, ya que su eficacia es reducida en climas húmedos, porque estamos secando solo una parte de la humedad que entra del exterior.
 La solución son los equipos que generan una leve sobrepresión del aire interior, inyectando aire del exterior filtrada y precalentada, que la hacen circular por todas las habitaciones y armarios afectados por la humedad, y que la expulsan al exterior, logrando renovar el aire húmedo de la vivienda en 2 horas.
 Los primeros 15 días se fuerza un poco más la ventilación, para en lo sucesivo solo dejar una ventilación de mantenimiento, que impide en lo sucesivo la aparición de humedad de condensación.
 Ésta tecnología ha evolucionado estos dos últimos años y sus precios en produccion en serie ya son muy interesantes ante otra cualquier solución incompleta.
 Éste equipo puede instalarlo usted mismo o con ayuda de un electricista de confianza, ahorrándose los gastos de instaladores, técnicos, y comerciales.
 Puede conseguir más información exponiendo sus preguntas en Humitat-Stop.
  Telegestoria

miércoles, 3 de abril de 2013

Origen y eliminación de la humedad que sube por las paredes por capilaridad

La capilaridad es la propiedad que tienen algunos líquidos en ascender y desplazarse por conductos de diámetro muy reducido.
El agua tiene sus moléulas con un polo pósitivo y otro negativo, por la deshomogeneidad en que se enlazan los átomos de hidrógeno y oxígeno que la componen.
Para que las moléculas del agua avancen por un conducto muy estrecho es necesario, que se aunen los polos positivos en una dirección, y que tengan un suministro de agua subterranea que le permita avanzar añadiendo más moléculas de agua al conducto por el que se avanza.
Existen fórmulas por las que se calcula la altura que ascenderá el agua a partir del diámetro de la conducción, que será mayor en cuanto el diámetro de los poros sean más estrechos, pudiendo alcanzarse alturas de 7m para poros de alrededor de 1 micra de diámetro.
Es conveniente por eso, usar una capa de grava gruesa de unos 300mm en el suelo de bajos y sotanos para dificultar la penetracion del agua, así como capas impermeabilizantes antes de recubrir el suelo con baldosas, u hormigón.
El problema  de las humedades en bajos y sótanos es conocida, y se utilizaban en las casas rurales los pisos superiores para dormitorios, cocina y sala de estar y comedor .
Este problema no se resolvió hasta después de 1991 en que el profesor suizo Richard Ernst hizo estudios sobre el agua, que le valieron el premio Nobel de Química de 1991.
La solución del problema era conseguir un aparato que evitara que las moléculas de agua se aunaran entre sí para penetrar las paredes por capilaridad.
La experiencia de los técnicos de Humitat Stop en desimantar partículas imantadas de imanes de altavoz sirvió para desarrollar un equipo que soluciona este problema con éxito, y rechaza el agua hasta debajo de los cimientos de las construcciones.
Puede obtener más información en www.humitat-stop.com